Archivos Mensuales: noviembre 2012

Obey your Master! MASTER!

Los medios impresos están mal. No mal: malfatal. Y no hablemos ya de la prensa especializada… Ventas que caen en picado, publicidad cada vez más exigua y unos lectores que prefieren ahorrarse unos euros y buscar esa información en otros medios. Sobre todo en Internet, en donde se están reciclando – con mayor o menor suerte – casi todas las cabeceras de referencia en su campo. Entre ellas las revistas de videojuegos del grupo editorial Axel Springer, fusionadas en la apañaduca web de HobbyNews.es Hobbyconsolas.com.

“En la nueva película de Matrix, el Agente Smith podrá transformarse en cuervo.” ¡Ah, los clásicos!

Se podría decir que Hobby Consolas busca consolidar una identidad como medio especializado, más allá de la que ya tenía con las revistas. Esta web, la diversificación de temas o los eventos cara al público responden a una curación de sus contenidos, enriqueciendo a HC más allá del papel. Un plan que, expuesto así, quedaría cojonudo en un power point para una reunión a las 9:00. Pero de momento ya hemos escuchado dos veces la aguja rayando el disco.

La primera ocasión ha sido con los citados eventos, como el del pasado día 10 en las oficinas de Hobby Consolas. La revista invitaba a probar Wii U, además de ofrecer regalos y sorpresas. Pero la mayor sorpresa la dio Kai García, una usuaria de Facebook que en su cuenta expuso las vergüenzas del evento: le habían ofrecido trabajar como promotora, en jornada partida (de 9 a 14h y de 16 a 20h), más 20 minutos de formación, más dos horas de desplazamiento, todo para cobrar… la fantástica cantidad de 44 euros. Brutos. La noticia llegó a Menéame y se puso en cabeza ese día, generando tal oleada de comentarios negativos que Hobby Consolas no tuvo más remedio que hablar. Y lo hizo en la cuenta de FB de Kai, pero para echar las culpas a Nintendo, la organizadora del evento, que a su vez había contratado los servicios de Red UNIO, una empresa de marketing y… En fin, el rollo Pilatos.

Pero el tema que vamos a tratar es el Máster de Periodismo de Videojuegos de Axel Springer.  Un programa intensivo, sin licenciatura, y en el que podrás “transformar tu pasión en tu carrera profesional”, gracias a “los mejores profesionales del mundo de la comunicación y el ocio digital”. Con plazas “muy limitadas” y comienzo en febrero de 2013, este inusual máster ha despertado interrogantes en el sector. Así que el Equipo de Investigación de Perspectiva Cenital (compuesto por un conejo con un cuaderno) ha recabado toda la información.

No encontraréis un reportero más lindo en toda la Red

El programa del máster no está nada mal. Incluye temas como ‘La industria del videojuego’, ‘La transformación del lector en usuario’, ‘El cambio en el modelo de negocio’, ‘Curso SEO’, ‘Taller: La ética periodística’ (jijiji), ‘Cómo se elaboran las ediciones digitales’, edición y montaje de vídeos… Un temario de lo más completito e interesante, al menos sobre el papel. Otra cosa es la profundidad de estas materias, impartidas todas ellas por redactores y editores del staff de Axel. Suponemos que les pagarán esta actividad extra…

El máster tiene lugar en Madrid, lo que excluye a cualquier interesado que no viva en la capital. Las clases tienen lugar en ‘el aula de formación de Axel Springer’, esto es, sus redacciones. A lo largo de siete meses los candidatos seguirán un horario laboral, no lectivo: de 9:00 a 18:00, con una hora para comer. Los primeros cuatro meses son de teoría, pero cuesta entender que se puedan llenar ocho horas diarias de clase, por parte de un profesorado compuesto por redactores y editores que además deben atender a su trabajo. Los tres últimos meses son prácticos, y remunerados con 300 euros al mes. Menos que el SMI, en un horario superior al de lo que suele ser un máster.

Pero vamos con el cogollo del asunto: el precio. El total de los derechos académicos del máster asciende a 7.000 euros. SIETE MIL EUROS. Exentos de IVA, al menos. Y regalan el nuevo iPad (no especifican si es un iPad 1 nuevo, o efectivamente el 3, como se infiere), lo que dejaría el montante en unos 6.500 € “reales”, o 5.400 si incluimos los 900 de los tres meses de remuneración. Podemos escoger entre pagar todo de golpe y obtener un increíble 3% de descuento, o bien abonarlo en cómodas mensualidades de 1.000 €.  Estas tarifas de 7.000 €  chocan contra los 6.000 € del Máster de Periodismo de ABC-UCM , los máster de producción audiovisual y Comunicación de empresas de la UCM (4.500 € y 6.500 € respectivamente), los 3.500 del Máster de Periodismo Deportivo de la COPE … Precios para todos los gustos y bolsillos, y con una salvedad: al contrario que el de Axel, todos estos máster son homologados y concertados. Al no tener carácter oficial el máster no puede acogerse a convenios ni convalidaciones, y es el nivel más ‘bajo’ posible de máster. El primer puesto sería para los máster oficiales (estudios de maestría homologados como posgrado), los máster propios impartidos por universidades y, finalmente, máster a secas, los impartidos por instituciones no universitarias. Como el de Axel.

Ética periodística: el mejor referente posible

Dicho de otro modo: el máster de Axel no abriría más puertas que las de Axel. Cabe destacar que (cito) “El mejor del máster tendrá garantizado su ingreso en la plantilla de Axel Springer España”. No se especifica el puesto ni la remuneración, por lo que perfectamente podría tratarse de un trabajo como colaborador. El resto de la promoción no debe desanimarse, ya que “formarán parte de una bolsa de trabajo, la cual tendremos en cuenta para futuras contrataciones en Axel y que también haremos llegar a las empresas colaboradoras del máster.” No detallan a qué empresas se refieren, aunque ya se conoce la eficacia de estas bolsas de trabajo en la España de 2012.

¿Qué sentido tiene un máster de periodismo de videojuegos, en un sector en el que buena parte de sus ‘profesionales’ ni siquiera son periodistas, y tampoco se rigen por los métodos de trabajo periodísticos? De hecho algunos dirigen revistas del sector sin tener estudios universitarios. Por supuesto que sería muy necesaria una formación y un rodaje para todos los que quieran dedicarse a esto, pero la realidad es muy otra. Se vende formación por 7000 euros en un sector en el que grandes profesionales están desempleados, mientras que feriantes y voceros se proclaman como ‘grandes figuras del periodismo de videojuegos’.

Desembolsar 7000 euros con la que está cayendo, en un máster no homologado y bajo condiciones peculiares es cuestionable. Mucho más si tenemos en cuenta que vamos a trabajar formarnos en una empresa que ha sufrido un ERE bien majo este mismo año,  que puso en la calle a 29 de sus 147 empleados y trajo el cierre de seis revistas (siete con Micromanía, ahora con otro editor). Y con un forecast  (informe de situación y previsión económica) que marca números rojos de aquí a largo plazo. Vamos, lo que se entiende por generar confianza.

Dramatización

Lo miras y lo remiras… y más que un máster parece una caza de becarios que además generen ingresos.  Se consigue un grupete de machacas que saquen el grueso de los contenidos, sin necesidad de contratar una plantilla y, de paso, hay un beneficio económico directo. Y es que la digitalización ha traído consigo, en muchos casos, el abaratamiento en los salarios a los colaboradores y freelances. En ciertos medios de videojuegos se ha pasado de pagar una cantidad fija por página a pagar una “valoración por trabajo y tiempo dedicado” por cada contenido online. Esto se traduce en que un colaborador cobre en torno a un 60% menos de lo habitual al pasar del medio impreso al online. Y además, el lapo que se echa sobre su dedicación y esfuerzo.

Ahora supongamos que soy el jefazo de una empresa en situación precaria. Supongamos que tengo una visión clasista sobre los colaboradores, a los que considero pobres pardillos que no saben cómo funciona de verdad una revista. Y supongamos que tengo una idea genial: enganchar a esos chavales (mejor si no son universitarios), prometerles fama y fortuna y, a modo de ‘proceso de enseñanza’, que me saquen contenidos a cascoporro para mi web. No necesitaría contratar a nadie, ¡y además les cobraría por trabajar! Es el paso definitivo de la maldad cotidiana a la supermaldad de los cómics.

Pero es sólo una suposición.

P.d: El caso es que esto de los 300 euros al mes, currando todo el día y tal, ya lo había visto yo en alguna parte… ¡Ah sí!