Archivos Mensuales: octubre 2013

Veo, veo… mamoneo

scr2

Contraprestación. Esa es la raíz de las relaciones entre medios y distribuidoras, y que cuanto más se prolongan, más se parecen a un matrimonio: de la cursilería y los arrumacos se pasa a las discusiones, las peleas, las rupturas y (con suerte) la reconciliación. Un tira y afloja que tuvo su época dorada en la bonanza de hace más o menos una década, en los años de las megafiestas y los viajes espectaculares. Hoy el noviazgo está marcado por cierta tensión y bastante desconfianza: ¿me vas a dar la portada de mi AAA de esta temporada? ¿Vais a seguir manteniendo las mismas páginas de publi?

Todos estos escollos se podrían solventar si ambas partes siempre fuesen formales y serias, pero no siempre es asi. Tanto medios como distribuidoras tienen arranques de ego, en los que por sus huevos toreros mandan a tomar viento al contrario. Creen que pueden pasar sin el otro; pero se equivocan, y antes o después agachan el morro para volver al redil. Pero hoy por hoy, en esta pelea de gallos la voz cantante la llevan las distris. La crisis se ha zampado a muchas compañías menores, cuyos productos han pasado a un grupo de grandes distribuidoras: escasas en número pero de enorme poder . Para estas el modelo publicitario no busca tanto la calidad como la cantidad: que hablen de sus juegos no sólo las cabeceras especializadas, sino también los blogs, medios generalistas, la codiciada tele, las pujantes redes sociales y hasta los dichosos youtubers. Unamos a esto la caída en picado de las revistas impresas y el difícil equilibrio de los portales especializados… y hop: ya vemos quién tiene la sartén por el mango.

"Al Just Dance Kids 2 le daréis la portada de octubre, ¿verdad?"

“Al Just Dance Kids 2 le daréis la portada de octubre, ¿verdad?”

Este rollete sirve para ilustrar una conducta que, sin ser la norma, se da de vez en cuando por una u otra parte. Para ilustrar esta explicación vamos a escoger a dos sospechosos habituales: Ubisoft y Meristation. En el caso de Ubi podemos hablar de brasa pura. Legendaria es su pesadez en conseguir portadas para cada nueva entrega de Splinter Cell, Prince of Persia o Rayman; los mismos juegos que esgrimían para obtener espacio destacado de cara a juegos menos vistosos. Los franceses son muy coñazo, si bien después de todo ese es su trabajo. Pero esa insistencia ha podido derivar en exigencias con tono mandón, algo que ha llevado a ciertas cabeceras a romper relaciones con Ubisoft. Fue el caso en su día de Hobby Consolas, así como el de Meristation.

Antes de entrar en detalle, se debe señalar que Meri ha tenido una trayectoria ‘especial’. El régimen talibán que impera en sus foros rezuma cuñadismo, tanto que a veces impregna al propio portal. No es algo referente al estilo: las noticias, reviews y el resto de contenidos de Meristation mantienen un estilo formal, opuesto al cainismo cani-ísmo que define al Meriforo. No; esos arranques de chulería y bravuconadas se producen entre bambalinas, dando lugar a momentos de bastante vergüencita.

Temas de interés social

Temas de interés social

Si nos ceñimos sólo al site, basta con recordar la debacle en los foros este mismo verano; o jugadas como criticar el estilo y los contenidos ‘no-de-juegos’ de IGN España, y pocos meses después copiar tomar prestado ese estilo, esos contenidos y hasta la maqueta de dicho portal. ¡Ah ah, y la mejor de todas! Izaname Suzuki, una guapísima corresponsal japonesa de nombre muy creíble, y que resultó ser una completa invención que usaba la foto de la idol Akane Souma. Perdón: según Meri se trató de un pérfido engaño, perpetrado contra el site por un avieso bromista. O tal vez por la propia ‘Suzuki’.

Así es la verdadera Izaname Suzuki

Así es la verdadera Izaname Suzuki

Más graves son sus encontronazos con diversas compañías en los últimos tiempos: saltarse embargos, olvidar NDAs y diversas bravatas que han mosqueado a más de una distribuidora. Fue gloriosa la ocasión en que toda Meristation tuvo wallpapers y personalización de Battlefield 3, pagada a buen precio por EA. Todo muy bonico, de no ser porque en la portada también aparecía una campaña de compra de juegos de importación, con links directos a títulos de lanzamiento… incluyendo Battlefield 3. Ups.

Lo que nos lleva a Ubisoft. Aunque el motivo de su pelea con Meri no está claro, sin duda que influyó el pitorreo con las notas del primer Assassin’s Creed. Recordemos: un 9,6 para las versiones de Xbox 360 y PS3 (análisis que por cierto han desaparecido), en contraste con el 7,5 en PC. Ese sobresaliente altísimo ya fue de por sí motivo de parranda, más aún cuando la nota para Assassin’s Creed II fue de un 8 en todas las plataformas. La Hermandad obtuvo un 8,5 general. Revelations recibió un 8 en consolas y un 8,5 en PC. La tercera entrega de la saga: un 8,5 en PS3, 360 y Wii U (sin análisis en PC). Esta pauta también se da en otros juegos de Ubi posteriores al primer Assassin’s (y por ende, a la trifulca), la mayoría con notas que no superan el ocho, cuando hace unos años un mínimo de nueve era impepinable.

El modelado de Petruccio se merecía un seisnueve

El modelado de Petruccio se merecía un seisnueve

Y en estas estamos cuando llega el análisis de Rayman Legends: UN DIEZ. La máxima nota posible en todas las versiones analizadas. Más allá de que esa cifra sea merecida o no, es innegable que la valoración resulta un poco llamativa. Sobre todo porque ese diezaco pone al juego (siempre según los parámetros de Meri) a la altura de GTA V, GTA IV, Skyrim, Halo: Reach o MGS 4.

Hum.

Llamadlo desconfianza, conspiranoia o mala leche, pero ese diez no parece casual. Es más: apuesto el sueldo de nuestro conejito redactor a que la finalidad de esa nota ha sido teledirigida. Son meras conjeturas, pero tal vez desde Meri o incluso desde el departamento comercial de Prisa hayan llamado a Ubi con la buena nueva. Una ofrenda de paz, el ramo de flores, los bombones y collar de diamantes para retomar la relación. ¿Habrá dado sus frutos la reconciliación de estos tronistas? Están a punto de llegar Assassin’s Creed: Negro Flag Black Flag y Watch Dogs, así que pronto saldremos de dudas.

¿Qué os dije? Igualito que un matrimonio.