Tiendas de videojuegos

APERTBR

Acabamos de salir de un periodo de compras frenéticas en el que los videojuegos han sido uno de los productos estrella. Le han seguido las rebajas, un último coletazo que también beneficia a la industria y (sobre el papel) a los usuarios, que consiguen sus juegos a precios más asequibles. Pero vivimos en España, donde los puntos de ventas de juegos oscilan entre lo cutre y lo mediocre. Stocks paupérrimos, títulos que nunca llegan, ediciones ramplonas o juegos de 2005 a precio de novedad marcan el triste panorama en las tiendas y grandes superficies.

Y luego están las cadenas especializadas, que en nuestro país casi se reducen a una. Esa ‘Tienda’ por todos conocida, que ha pasado por tantos vaivenes financieros, y que después de ser tan significativa para la industria jueguil hoy día es… Otra cosa. Una empresa relacionada a menudo con mala praxis, gestión cuestionable, un trato inadecuado al cliente y otras críticas que empañan su imagen. Es indudable que La Tienda tendrá locales de comportamiento intachable y una mayoría de empleados muy profesionales, pero es innegable que todos conocemos ejemplos de lo contrario. Pero miremos más allá del caso puntual y vamos a destacar las razones de su mala fama.

Y empecemos por su situación actual. A pesar de que hace años que dejó de ser una franquicia, La Tienda trata de mantener esa imagen de monopolio de cara al público. Quiere ser el único establecimiento de referencia para la compra de videojuegos, lo que llevaba a sus responsables a alquilar locales en los centros comerciales más destacados y las grandes superficies de renombre. En los tiempos de bonanza La Tienda pedía al responsable que el suyo fuese el único establecimiento de videojuegos en todo el centro; a su vez, el centro puede que tuviera otro local ‘apalabrado’ con otra tienda de videojuegos. Solución: La Tienda aceptaba alquilar los dos locales. ¡Dos establecimientos idénticos en el mismo centro comercial! Un despropósito que a día de hoy se mantiene en lugares como La Vaguada de Madrid, si bien la crisis ha terminado con esa práctica casi por completo.

zApB2es

Lo de las carátulas alternativas se sale ya de madre

La debacle económica ha afectado no solo a la cantidad de locales, sino a su calidad. Hace unos años al entrar en uno de sus establecimientos encontrábamos todo lo que podíamos desear sobre juegos, cantidades ingentes de cualquier título y todo tipo de ediciones especiales. Hoy el panorama es muy distinto, y se debe al que es nuestro segundo deporte nacional: el endeudamiento, que ha golpeado a base de bien a La Tienda. Tal vez estéis familiarizados con Crédito y Caución: se trata de una compañía de casi un siglo de antigüedad, que contrata seguros de indemnización de daños patrimoniales. Esto es: en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones, la aseguradora se encarga de que la otra empresa reciba el pago de los créditos a su favor. Como es lógico, todos los pagos que realice la aseguradora deberán serle reembolsados por el tomador del seguro. Lo que nos lleva a los problemas financieros de La Tienda, que en la época boyante solía pedir cantidades ingentes de juegos a las compañías. Pero vaya por Dios, llegó un punto en que no pudo hacer frente a los pagos de estos pedidos (con el consiguiente cabreo de importantes distribuidoras como La Gran N), y fue capeando el temporal a través de Crédito y Caución; como la paciencia de esta aseguradora también es finita, terminó por cerrarle el grifo a La Tienda. Desde entonces La Tienda vive al día, pidiendo tan solo las unidades precisas que sabe que va a vender: lo justo pa ir tirando. Por ejemplo ahora se limita mucho más la venta de ediciones coleccionista y otras fruslerías, que en los últimos tiempos son raras de ver en las vitrinas de sus tiendas.

Más cositas. Una práctica tradicional de La Tienda es el alquiler de juegos, que a pesar de llevar años realizándose sigue teniendo un funcionamiento poco claro. Mientras que con el alquiler de películas (DVDs y Blu Rays) existe una regulación, no ocurre así con el de los videojuegos. Para ser específicos: las distribuidoras venden las películas a las tiendas, y en el caso de las destinadas a alquiler hay un pago regulado de royalties que las hace más caras. No hay tal tipificación con los juegos, pero las distribuidoras confían en la buena fe de La Tienda y le venden una cantidad de copias de los juegos a precio normal, como destinadas a la venta. Y no es así. Supongamos que una distri le da a La Tienda 500 copias de su juego, todas ellas precintadas y listas para la venta. Pues bien, La Tienda desprecinta como mínimo la mitad de esos juegos y los pone en alquiler. De ese modo alarga la rentabilidad del juego, y al no haber royalties ni regulación del alquiler ese beneficio es íntegro para La Tienda. Incurre en una práctica alegal aprovechando el vacío normativo de la misma.

store1

Salvo el Prey, no hay más que mierda

Un matiz: no todos esos 250 juegos nuevos y desprecintados van destinados al alquiler, y esto es lo más gordo. Una buena parte de esas copias (que recordemos, le llegaron precintadas y listas para salir a la venta) se ponen directamente a la venta como segunda mano. De ahí que sea posible ver en los cajones de 2ª mano un GTA V o un Skyrim apenas un día después de su lanzamiento, o incluso ese mismo día. Pero ¿qué sentido tiene retirar un juego de la venta normal y ponerlo de 2ª mano, a un precio reducido que implica un menor beneficio? Fácil: La Tienda muchas veces vuelve a comprar esos mismos juegos. Al jugador que se lleva su GTA V (‘de 2ª mano’) por digamos 45 euros, le sugiere recomprárselo a un 40% del precio que le cobra. La Tienda recompra el juego por 20 euros y lo vuelve a poner a la venta por 35; después lo recompra por 10 para volver a venderlo por 15… Suma y sigue.

De modo que La Tienda consigue los beneficios de la venta directa habitual y el rendimiento extra del alquiler, así como los pingües ingresos de su venta, reventa y requeteventa en segunda mano. Un festival del morro que hasta hace poco tenía una traca final: La Tienda cogía todos los juegos machacados de alquiler y segunda mano (a veces también periféricos y consolas), y se los enviaba a la compañía como defectuosos para que se los pagase o cambiase. ¡Chan! Un secreto a voces que ninguna compañía se ha atrevido a denunciar.

Desfachatez a lo grande pero también en pequeña escala, como cuando algunos locales de La Tienda venden juegos de segunda mano presentándolos como nuevos. La excusa es que ‘no tienen el precinto porque son juegos de exposición en las estanterías’, pero lo cierto es que muy a menudo ofrecen títulos usados (tanto de alquiler como de segunda mano), en ocasiones defectuosos pero siempre cobrándolos con su precio de novedad. ¡Y lo mejor! Esa estratagema también se realiza en las compras online, con La Tienda enviándonos a casa productos usados, rayados o defectuosos. Un jugador habitual puede ver la trampa y reclamar, pero esos mismos locales no dudan en usar la jugada con madres, abuelos o jugadores ocasionales, aprovechándose de su buena fe.

FP_7833337_Rihanna_FP7_090311

Quita de enmedio Rihanna, que tapas las ofertas

Si somos honestos hay que reconocer que algo bueno ha hecho La Tienda. Al convertirse en la cadena líder del sector en nuestro país ha dado fuerza y difusión al sector del videojuego, gracias a una presencia con la que no pueden competir otro tipo de superficies. También ha dado lugar a ferias que (a pesar de su espíritu mercantilista) han llenado el vacío que existía para este tipo de eventos sobre consolas. Pero incluso esta ‘buena obra’ tiene un lado negativo: en esas ferias La Tienda se ha valido de su poder para vetar al resto de locales interesados, como puedan ser FNAC, El Corte Inglés y Media Markt. Una participación que hubiese beneficiado al éxito de esas ferias, pero no es posible: La Tienda exige ser la única voz comercial, imponiendo su criterio por medio de su (mermante) poder y con los apoyos con los que cuenta.

O mejor dicho, ‘El Apoyo’. A pesar de no ser ni distribuidora ni editora de vidoejuegos, La Tienda es miembro destacado de la organización que agrupa a este tipo de entidades. Una organización que dice defender los derechos de la industria, pero que mira hacia otro lado con esta cadena y sus prácticas alegales (y amorales).

Y en esas estamos. Las compañías rechinan los dientes al ver que La Tienda hace lo que quiere con sus productos. Los usuarios se quedan chafados al ver que la mayor cadena del sector les hace el de la estampita. Y la señora que vive en las afueras y le ha comprado a su nieto el FIFA 14 por 70 euros se vuelve ilusionada a su casa, sin saber que lleva un juego que ha pasado por docenas de manos que han rayado el disco.

La Marca España, señores.

be_Not_Proud_14

Publicado el 26 de enero de 2014 en Industria y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 19 comentarios.

  1. Lo de siempre en esta “piel de toro”: picaresca y morralla por doquier. Pero vamos, que tampoco falta la falta de profesionalidad y las tonterías tipo “cuando no quieras tus juegos de PC, STEAMWORKS, nos los traes y te los compramos”. Ahí les quedaron por lo menos media docena de estuchitos. Que les presten

  2. Al fin alguien arroja algo de luz sobre el misterioso caso de los varios establecimientos de G-, quicir, LA TIENDA en la misma gran superficie. Aquí en Almería había dos en el CC Gran Plaza de Roquetas de Mar, y por lo que comentan, en Murcia en la Nueva Condomina lo mismo.

    Majestuoso artículo, como siempre. Cuando sea grande, quiero escribir como este buen hombre.

  3. Grandioso artículo. La Tienda está muerta, larga vida a La Tienda!

  4. Vamos a ver, hay muchas cosas que pueden ser verdades pero a medias, y otras que es totalmente mentira. Yo no amo esa Tienda, es más, he trabajado ahí durante 7 años, la conozco bien pero además es que le tengo manía, pero hay que saber ser objetivo y si encima escribes un “artículo” hazlo contrastando lo que escribes, ya que parece que conoces todo lo de dentro, parece.

    -Está claro que pocos profesionales hay en todos los lados, que La tienda tenga muchos, es posible, los que no valgan que los echen, y más a los grandes jefes, que hay… pero no se puede generalizar.

    -De ahí puede venir eso que dice que engañen, cosa que no es cierta, no engañan, que lo haya hecho uno y que te haya tocado, es que tienes un ojo clínico, pero por norma general (y conozco a todos los empleados de al menos 10 tiendas, vamos que no es casualidad) no se da un juego de 2ª mano por uno nuevo.

    -Nunca se traslada un juego de nuevo a segunda mano, nunca, solo al alquiler, y es más, de 100unds que puedan venir de un FIFA 14, por ejemplo, se pasan a alquiler (precintado eso sí) al menos 5, el resto que haya de más, es compra-venta.

    -Y todos los productos expuestos ( hablando de caratulas de juegos nuevos ) nunca pueden ser segunda mano, si se encontrara algún juego desprecintado, para poder exponer su caratula, el juego se guarda, y ahí se quedara por los restos, a no ser que lo compre alguien ( con los años, y solo con los años, se trasladará a segunda mano ), si por lo que sea ese juego está rayado, pues nada, mala suerte, porque de normal te lo cambian, pero puede tocarte un dependiente gilipollas, que ya sabéis que los hay.

    Y nada todo esto lo vengo a decir porque como trabajador que fui, no me gusta que manchen mi nombre con palabras inventadas, más que nada por lo que comentaba arriba, parece ser que no sabe mucho del tema, sí, de datos mucho, pero de la empresa en sí, no; y si ahora me dijeras, que tú has estado también en la empresa, entonces no te enteraste de mucho o que tienes mucho más odio que yo xDD que he de matizar que no la defiendo, pero hay que hablar con propiedad y con conocimiento.

    • No me atrevería a exponer todo lo que digo sin haberlo contrastado. Tú mismo puedes hacerlo: habla, pregunta, busca en Twitter y verás la cantidad de casos que hay como los que menciono.

      Como digo en el texto (pero pareces obviar) habrá tiendas y dependientes intachables, pero estas prácticas EXISTEN. Y son más habituales de lo que piensas.

      • Hombre, digo yo que en Twitter no esta la verdad absoluta, habrán casos seguro, pero no hablo de los dependientes o tiendas intachables, hablo de lo que se hace con el producto, que ahí poco podrás saber, a no ser que hayas trabajado en la empresa, porque te digo yo, que todos los que lo hemos hecho o que todavía siguen, hemos tenido el típico cliente (que además nos lo dice), que se piensa que probamos todos los juegos habidos y por haber de la tienda, que hacemos cambiazos (de nuevo a seminuevo) o que nos llevamos las PS3 (o la que sea) a casa y después las vendíamos intactas.
        Solo te digo que la praxis que hay en la atención al cliente es obvia y es fácil de contrastar, pero no de lo que se hace con los productos internamente si no estas dentro, has estado o tienes a alguien.

    • Un producto (no solo videojuegos) pasa a ser segunda mano. En La Tienda misma, no se aceptan devoluciones de juegos abiertos, es decir, mi abuela me compra un juego, no me gusta, y me lo he de comer, porque no puedo demostrar que estaba abierto.

      • Pues claro, pero todo se basa en una ley que hay sobre la industria audiovisual, pero si te lo venden abierto, y no te gusta, siempre lo pueden poner el ticket, ( diciéndolo tu claro, porque espabilaos hay en todos los sitios), te lo cuñan y ale, mientras sean los 15 días, pero tanto en La tienda, como en otro lado, estilo carrefour..

      • Me faltan niveles de respuesta xD
        Si samolo, pero quién piensa en hacer eso? los frikis que compramos por internet a l extranjero, porque los padres y abuelas que van al game no…

    • Leyendo el artículo no puedo estar menos de acuerdo en esas cifras exageradas y poco cercanas a la realidad en ese 50% de novedades desprecintadas el primer dia y que se encuentran en alquiler ya desde ese momento.
      En la “Tienda” de mi ciudad (y otras que conozco) eso no ha pasado nunca, y hacer de un tuiteo una verdad contrastada porque pase en algún sitio no da lugar a la generalización injusta.
      Hay muchas “Tiendas” y cada “Tienda” es un mundo. Las malas actuaciones de algunos no son extrapolables para demonizar a “Tienda”.

    • He leído el artículo, he leído tu comentario y no encuentro nada que se contradiga. Todas tus quejas contienen un “generalmente”, un “no suele pasar”, etc…

  5. Muy revelador.

    Algunas cosas ya me las sabía pues conozco a gente que trabaja ahí. De todas maneras ciertas “maniobras” dependen más de cómo quiera gestionar la tienda el encargado que de la política de La Tienda en general, y no todos los encargados son iguales, obviamente.

    Pero vamos, yo mismo he sido sufridor, como tantos otros españolitos de a pie, de las prácticas poco ortodoxas, por decirlo suavemente, de esta empresa.

  6. Hola, amigos. Vengo a entreteneros con una bonita anécdota que servidora vivió en una tienda Game (la de Pau Claris en Barcelona):

    Allá por 2011 fui a dicha tienda a comprar la edición especial de Red Dead Redemption (PS3). Como suele ser habitual en esta cadena de tiendas sólo les quedaba una unidad, la de exposición, y por tanto estaba desprecintada. Aún así me la llevé, pagando mis buenos 69,95€ por una bonita edición con sobrecubierta desplegable y la promesa de 3 DLCs exclusivos.

    Cuando llego a casa introduzco el juego en mi PS3, y me dispongo a canjear el código de los DLCs, y… BOOOM. El código ya había sido canjeado. Pruebo de nuevo, comprobando que no he cometido errores. Pruebo una vez más. Me pongo en contacto con el soporte técnico de Rockstar, explicándoles lo sucedido y enviándoles el código. Me responden confirmando que el código fue canjeado, e incluso me dicen la fecha y el nick de quien lo hizo. Me rindo a la evidencia: me han vendido una edición especial usada a precio de nueva, incompleta, sin los DLC.

    Vuelvo a la tienda, con los datos que me ha indicado Rockstar apuntados en un papelito. Les explico todo el proceso y les doy el papelito. El que parece ser el encargado lo mira, y enseguida le cambia la expresión del rostro. Otra dependienta que está a su lado dice “Este es no-sé-quién” (no recuerdo el nombre), reconociendo el nick, y el encargado enseguida dice “Hace un tiemo que no trabaja aquí”. Guardándose el papel en el bolsillo del polo afirma que se ocupará del asunto, y me ofrece devolverme el dinero o cambiarme el juego por otro. Cojo el dinero (es raro que una tienda te devuelva el dinero, han de estar muy seguros de que la han cagado), y me largo de allí.

  7. Uy, la de cosas que he aprendido con esto…

  8. Por si os vale de algo mi experiencia:

    Yo trabajé en GAME como franquicia de Centro Mail, como tienda de Centro Mail y como tienda de GAME (2000 a 2005). Como dependiente y como jefe de sección (es una especie de subencargado), comiéndome días normales, lanzamientos y demás mandangas.

    Cuando eramos una franquicia no se hacía nada de lo dicho en el texto. Los juegos se alarmaban mediante el “divertido” proceso de coger un cutter, abrir una ranura en el blister e introducir una pequeña banda magnética (nombre cariñoso: piticlines). Lo que se sacaba a alquiler se miraba con lupa (la cosa económica estaba malita y si solo se sacaba lo que se sabía que iba a tener movimiento) y la segunda mano era, básicamente, lo que sacábamos de alquiler que ya había dado suficiente dinero. Respecto a juegos usados como nuevos, las tiendas tenían una retractiladora donde se volvían a plastificar los juegos cuyo blister se había dañado por el paso del tiempo o las típicas devoluciones de “ya lo tengo pero abrí el plástico por error”

    Cuando pasamos a ser tienda oficial es cuando empezó lo de abrir los juegos. ¿Porqué? Porque al exponer el producto con juego dentro el índice de robos era muy alto ,esconder un DVD es muy fácil y saltarse unas barreras también, y así cayó en picado (aunque la gente robaba las cajas igual…) También porque hacer impresiones a color de todo el lineal sale por una pasta y, ni las distribuidoras te envían miles de cajas de muestra ni a ti te interesa tener un almacén lleno de cajas (algunos almacenes de GAME son ridículos en cuanto a tamaño) Se intentaba ser lo más cuidadoso posible a la hora de guardar los discos pero cuando uno lleva 6 meses en el cajón pues…

    Luego cuando pasamos a GAME la cosa se apretó aun más. En alquiler se sacaba al menos una unidad de todo, aunque solo hubiese llegado una, y pasado un tiempo entraba en segunda mano (llevase los alquileres que llevase). La segunda mano se compraba y vendía según precios marcados por central. Sí, de vez en cuando te salía más caro un juego de segunda mano que nuevo pero normalmente era porque ya casi no quedaba stock de nuevo o porque alguien se había olvidado de actualizar algo.

    Los pedidos también venían marcados por central. Según el tipo de tienda que fueses te tocaban más o menos unidades. O ninguna. La insistencia con las reservas era por eso, si no lo reservabas la tienda no recibía juegos para vender de los títulos menores.

    Mientras estuve allí tan solo vi dos trampas: las novedades de alquiler nos las alquilábamos nosotros primero (que cabrones 0:-) ) y, si un juego de segunda mano nos interesaba, se lo comprábamos al cliente, a veces pagando más de lo que ofrecía la tienda (que hijos de puta :P )

    Respecto al resto de cosas del artículo:
    * Sí, Centro Mail intentaba ser la única en los C.C.
    * No, lo que estaba en segunda mano era comprado a cliente o procedente de alquiler.
    * No, no se devolvían juegos de segunda mano como defectuosos a las distribuidoras.
    * No, no se vendían como nuevos juegos de segunda mano por muy bien que estuviesen (algunos llegaban a segunda mano con 0 alquileres)

    Y eso es lo que puedo decir.

    • Muchísimas gracias por esta información, Pengo, y sobre todo por exponerla de forma tan educada y amable.

      Todo lo que expones es válido, pero también lo que comento en el artículo. Me explico: ni lo tuyo ni lo mío es extrapolable a absolutamente todas las tiendas, pero no por ello es menos cierto. Tú hablas al detalle de los primeros tiempos de La Tienda, mientras que yo me refiero sobre todo a su situación actual y a las prácticas que realizan en muchos de sus establecimientos.

      Son datos que no me saco de la chistera, sino que me han sido proporcionados por gente de relación directa con lo que cuento (y a los que evidentemente dejo en el anonimato). Pero aparte de eso, basta con darse un paseo por foros, páginas o redes sociales y ver la enorme cantidad de casos que denuncian lo que cuento.

      Una vez más, gracias por la educación y el buen rollo ^______^

      • De nada, tan solo expongo lo que sé de primera mano para que la gente vea que no todos son así.

        Evidentemente en casi diez años las cosas han debido cambiar pero conozco a gente que trabaja allí y que nunca ha hecho nada de esto, fuera de lo que fuerza la empresa. Ya es bastante duro el tener que estar cara al público como para que tengan que pagar justos por pecadores.

        PD: Cuando se implantó lo de abrir los juegos, los primeros que pusimos el grito en el cielo fuimos los dependientes. El marrón de vender los juegos así no se lo comían los jefes.

        PD2: Como curiosidad, creo que todas las fotos de la entrada son de La competencia xD

  9. Que vergüenza hablar sin saber…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: